Pintura Taurina

El Concurso Nacional de Pintura con Motivos Taurinos que organiza cada año el Círculo Cultural Taurino de Osuna desde 1997.

Quizá sea, a juicio de CCTO, la pintura la manifestación artística que más y mejor ha sabido interpretar el mundo de los toros. Desde aquel primitivismo de las pinturas rupestres hasta las vanguardias de hoy en día, muchos artistas no han podido sustraerse al embrujo de la belleza indómita del toro y a la grácil figura del torero, y han interpretado e inmortalizado en sus lienzos, separados o juntos, la armonía de sus movimientos. Nada en este arte es feo, hasta la muerte parece despojada de su siniestro mensaje. La dehesa, el ruedo, los tendidos… parecen hechos para que un pincel o una espátula dejen perpetua memoria de su vitalidad y cromatismo. Son retos para las artes captar un retazo de la belleza del toreo. Debe ser la luz. Debe ser la magia, el embrujo, el misterio… La tauromaquia, como generadora de arte, es fecunda y generosa. No hay otro mundo como este mundo.

La relevancia adquirida con el paso de los años hace que cada vez más provengan obras de distintos puntos de la geografía nacional.

DSC00217